En Colombia no conocemos la democracia

Por: Mr. Morlock

100 años de guerra
Haga de cuenta que el que aparece en la mitad es el cerdo Duque y advertirá cuán estúpida es nuestra historia.

La enajenación que siente el poblador colombiano de su país tiene magnitudes increíbles. En Colombia se cree que las cosas vienen decididas de antemano por alguna autoridad externa, que todo se desarrolla más allá de nuestra vista. Nunca hemos sido parte de la democracia, pocos son quienes han querido dialogar públicamente (que no gritar o insultar) algo más allá de un debate libreteado y televisado. Como no somos parte de las decisiones que suceden en el aspecto político, tendemos a enajenar el aparato del Estado como una isla extraña de donde salen nuevas leyes y nuevos “pies de fuerzas”.

Seguir leyendo “En Colombia no conocemos la democracia”

Anuncios

“Usted no sabe quién soy yo (…) perro catretriplehijueputa” Un análisis sociológico de la personalidad autoritaria colombiana.

garbinba

Por: Christian Castaño.

                              

Ya es conocido por todos episodio al que hace referencia el título de este artículo[1],  no es necesario mencionarlo de nuevo, y no lo es menos aquel video viral de “garbinba estrato 6”[2] en el cual un señor extremadamente furioso  -quién sabe exactamente  por qué motivo aunque evidentemente  por una riña entre conductores- arremete con una sarta de insultos realmente impresionantes a dos jóvenes –al parecer jóvenes- en una de las calles de Bogotá por no saber conducir, o, como suele suceder, por no conducir a su acomodo. Pero, ¿qué tienen que ver estos dos hechos además de tener que ver con el asunto de “ir al volante”? tanto en un video como en el otro se puede observar una conducta típica colombiana, aquella de invocar un status señorial-burgués,  un apellido o un escudo de armas para reafirmar la propia persona en un conflicto cotidiano, bien sea frente a otras personas o frente a la autoridad.  Esto es evidente en el video de Nicolás Gaviria con aquella sintomática expresión “Usted no sabe quién soy yo”, y menos recordado -en tanto que no es el atractivo principal del vídeo- en el caso del en extremo vulgar conductor bogotano, cuando en el minuto 0:30 uno de los ofendidos asevera, en son de amenaza:  “voy a llamar a mi cabo”; a lo cual responde el antagonista, en el minuto 0:36, “yo voy a llamar a mi general”. Esto parecería ser anecdótico, sin embargo, en mi experiencia como ciudadano -y tal vez en la de la mayoría de nosotros- he visto miles de veces, en todo tipo de riñas, blandir tales armas retóricas para asustar al enemigo, apelando a una cercanía real o ficticia respecto de ciertas jerarquías policiales, militares, burocráticas, etc. cuando no un título de nobleza a la manera de Nicolás “el bobito” Gaviria.

Seguir leyendo ““Usted no sabe quién soy yo (…) perro catretriplehijueputa” Un análisis sociológico de la personalidad autoritaria colombiana.”